5 cosas raras que son normales en Star Wars

Llamar a un desconocido y decirle que le quieres. Llevarte bien con tu suegra. Pensar que Juego de Tronos es un videojuego medieval. ¿Te parece raro? Pues no es nada. El cine nos hace tragar los mayores Mac Guffin sin ron-cola ni nada. Y si no, mira Star Wars:

1. Sin sexo no hay amor.

En Star Wars la gente se reproduce pero no se sabe cómo. ¿Tienen una inyección? ¿Se lo dicen y ya está?  Eso explicaría la empanada mental de Natalie, que no se enteraba de nada:

—Te embarazo.

—Cabrón, me había quitado los tapones de los oídos. Por cierto, son gemelos.

Una vez Leia posó en bikini, sí, pero para tomar el Sol. Luego Lucas le puso esparadrapo en los pechos, para que la galaxia no se saliera de su órbita…

2. Evolución inédita.

Los platillos volantes, los robots, las meganaves… los ves y sabes a ciencia cierta que eso no es Made in Tierra. Lo han hecho los bichos raros que no hablan bien. Están más evolucionados, puede, pero no saben mandar. Para eso están los humanos, que gestionan tan bien su planeta que pueden ir a por la galaxia.

Es más o menos como si un tronista de HMYV gobernara España:

—A ver, Soraya…. Baila un poco. NO ufff, mal, mal. Quítate un poco de ropa…. NO, NO, no, peor….

3. Cortar brazos esta de moda

lucha Luk Dar Vather

En todas las partes de la saga queda alguien amputado. Pero no pasa nada, la ortopedia en la galaxia está muy avanzada, te ponen otro brazo como quien cambia una rueda.

De todas formas, ¿no había otras maneras de terminar las luchas de espada láser?

Cortas un par de dedos, un pie, una pierna. Le sacas un ojo al estilo Kill Bill. Hablando de Kill Bill, cortaron el 90% de los pies de la historia del cine. La megalomanía de un director puede hacer estragos, la verdad.

En cualquier caso, lo de cortar la pierna es más para el western, donde le disparan al héroe y cojea hasta un precipicio desde el que se lanza al río.

—Es imposible que haya sobrevivido a ese salto. Vamos, que tengo el cinquillo a medias.

Pero no, lo de ver a Luk arrastrándose en plan, que me tiro por el agujero-cósmico-dame ventaja, no pega.

4. El milagro de la concepción

Lucas ya se había librado de sus amigos quisquillosos, dígase, De Palma, Coppola y otros genios arruinados. Él era el tonto, pero tenía la pasta. Y pensó, ¿por qué no? Me voy a columpiar a lo grande. Y entonces llega Qui-Gon y pregunta:

—¿Quién es el padre?

—No hay padre, nació solo.

—Vale, me lo creo. Hablando de cosas importantes, ¿Quién es tu peluquero? Es que tengo las puntas fatal con el tema de la espada láser y la electricidad estática.

—Te pido hora.

—Gracias, bombón.

Al parecer fue una concepción virginal que tiene que ver con los miriclorianos. ¿Qué son? Los únicos que tiene sexo en Star Wars.

Esto nos lleva a otra teoría. Lord Sirius= Palpatine hablaba de que su maestro controlaba los miriclorianos salidos. Entonces, ¿puede ser que hiciera de las suyas por Tatuin?

¿Envió una escuadra de sus bichillos por toda la galaxia para dejar descendencia?

En cualquier caso, los Sith son como los Borgia de la Galaxia, puteros, asesinos y con grandes ambiciones para sus hijos.

Star Wars
En un solar muy muy lejano…

5. Si me enfado, lado oscuro.

Es así de simple, te pillas un cabreo y nunca más vez la luz.

Obi Wan se lo explica a Anakin:

—Si Jedi, no conduzcas. Enfadarte al volante te hará pasarte al lado oscuro y empezarás a matar niños y extraterrestres casi sin querer.

Si no te enfadas con… pulse 1 si habla castellano, ni sientes apego por tu Smartphone… Si no lloras a pesar de estar solo en una habitación muy, muy olvidada. Si no tienes miedo a morir. Enhorabuena, tu vida es una mierda, pero en una galaxia muy lejana serías un JEDI.

Yo soy Dar Vather. ¿Qué cómo lo sé? Me lo dijo una encuesta de Spotify el otro día.

Fotos inéditas Star wars

Un comentario Añade el tuyo
  1. Pingback: Bitacoras.com

Si te apetece comenta algo