HUGH HEFNER, NUNCA TE TUVE ENVIDIA

No nos vamos a poner moralistas como si esto fuera una película americana donde un brooker lo pierde todo y cambia su Ferrari por pobreza y felicidad. Como Nicolas Cage en The Family Man, después de dos horas de horror cinéfilo, nos damos cuenta del insuperable aroma que desprende el café mezclado con la caca…

Seguir leyendo